Talleres Murillo aconseja cambiar la correa de distribución antes de los 160.000km

A día de hoy muchos de los nuevos vehículos ya llevan la cadena de distribución, pero en su mayoría siguen contando con una correa de distribución que debe cambiarse con el paso del tiempo para evitar su rotura y, por consiguiente, otros daños en el coche.

La correa de distribución sincroniza el funcionamiento del motor y la pieza más importante. Por eso, si falla puede pasar que el coche deje de funcionar. Se debe cambiar antes de que dé fallos ya que es una reparación costosa y puede salir aún más cara si no se tiene cuidado.

En Talleres Murillo recomiendan tener programado el cambio en base a los kilómetros que se realizan al año. Si se sabe esa cifra, se debe calcular para hacerla antes de sobrepasarlo ya que, siendo que no es un trabajo barato, el coste de no hacerlo hace que sea aún más caro.

¿Con cuántos kilómetros se aconseja hacer el cambio?
Para averiguarlo, se debe mirar el libro de mantenimiento del vehículo. Oscila, por norma general, entre los 60.000km y los 160.000km, aunque también dependerá del uso que se le dé y de donde se circula habitualmente.

Si la mayoría de los kilómetros se realizan dentro de ciudad se debe bajar la estimación que aparece dentro del libro de mantenimiento en un 20% porque se utilizan más las marchas cortas y eso acelera el envejecimiento del motor.

Si se conduce por autovías y conducciones por carreteras de forma continua será más exacta la previsión del fabricante ya que la conducción será con marchas más largas que “dañan” menos el motor.

La temperatura de la zona donde se reside también es muy importante ya que si hay humedad y polvo pueden afectar al cambio de la correa adelantándolo aún más. Si se vive en un lugar donde en invierno hace frio y en verano calor y la temperatura es media se puede seguir las indicaciones, pero si es un sitio muy frío o muy caluroso también se debe bajar esa previsión un 25%.

¿Y cada cuantos años se cambia?
En ese libro también aparece el intervalo de tiempo para cambiar la correa que, en general, es cada 5 años aunque hay coches que pueden pasar hasta 10 años sin cambiarla pero eso lo debe decidir un profesional. Por ello, Talleres Murillo recomienda hacer las revisiones pertinentes para aconsejar a los clientes sobre el cambio y el estado general del coche.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae