Prevenir los arañazos en tu coche nuevo puede ahorrarte hasta 821 euros en reparación de chapa y pintura

Llevar un coche nuevo al taller es un acto demasiado frecuente en nuestro país, lo que implica un gasto económico que la mayoría de las veces no se tiene previsto. La chapa y la pintura es lo más caro de arreglar en el coche después de las reparaciones en electromecánica, ya que cualquier pequeña reparación implica varias horas de trabajo por parte de los operarios.

Este gasto puede llegar de media a los 821 euros en los casos de reparaciones más complejas y completas, aunque el precio varía sustancialmente dependiendo de la provincia en que nos encontremos. Como era de esperar, Madrid encabeza la lista de las regiones más caras a la hora de realizar este tipo de reparaciones, siendo Ceuta la más barata.

Para evitar este gasto innecesario, basta con contar con los elementos adecuados de protección para el vehículo. De esta forma, tu coche nuevo seguirá estando nuevo por mucho tiempo.

Formas de prevenir los arañazos
Una de las principales causas de arañazo en la carrocería del vehículo tiene que ver con aparcar en garajes y en parkings. Estos espacios a veces resultan demasiado angostos, lo que pone a prueba la pericia de los conductores, con resultados no siempre óptimos.

En Termiserprotecciones tienen la solución para evitar los arañazos en tu coche nuevo cuando sea el momento de aparcar o de sacar el coche del garaje. Y es que cuentan con todo tipo de elementos protectores adecuados para cualquier espacio destinado al descanso de los vehículos.

Protectores de columnas y esquinas. Se trata de piezas de espuma de poliuretano que adoptan diversas formas dependiendo de cuál sea su destino final. Están pensadas para las columnas, ya sean redondeadas o en esquina, y están formadas por material ignífugo que hace que sean seguras para los garajes. Su material blando y suave evita que la carrocería se raye en caso de contacto entre el coche y la columna.

Revestimientos para paredes. Similares a las anteriores, estas piezas de espuma pueden ser planas o adoptar la forma de tubos cortados por la mitad. Están pensadas para su colocación en paredes, especialmente cuanto el espacio de paso del coche es muy estrecho.

Topes de estacionamiento para el suelo. Son piezas acolchadas que se colocan como tope en la parte trasera de las plazas de estacionamiento, para evitar que el vehículo pueda llegar a chocar contra la pared.

Fundas para el coche. Finalmente, se aconseja colocar una funda para el coche siempre que quede aparcado, especialmente si lo hace en a la intemperie. Son muchos los elementos que pueden provocar una rozadura, desde los naturales como ramas de árbol, hasta personas malintencionadas, por lo que una buena funda puede ser un acierto como medida de protección.

Todos estos elementos de protección son de la más alta calidad y evitan los desperfectos en los coches, por lo que son la mejor inversión en caso de que se quieran evitar arañazos en el coche nuevo que impliquen un gasto mucho mayor en reparaciones.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae