‘Mi vida en tu mano’: final agridulce en Faro, Portugal

'Mi vida en tu mano?: final agridulce en Faro, Portugal

El pasado día 23 de junio tres moteros leoneses iniciaron una ruta por Europa para reivindicar un cambio de ley en materia de tráfico (la 6/14) que consideran vulnera los derechos e intereses de todos los conductores frente a las aseguradoras y que tenía prevista la llegada y fin del recorrido en la ciudad portuguesa de Faro coincidiendo con la XXXVI edición de una de las concentraciones moteras más multitudinarias de Europa en época estival.

La elección de esta localidad en dicha fecha, no era ni mucho menos casual, ya que pretendía aprovechar la gran concentración de público para hacer una llamada de atención sobre la proliferación cada vez mayor en nuestras carreteras de accidentes provocados por animales salvajes, en el que el conductor del vehículo se ve abocado a asumir las consecuencias del percance en especial tras la modificación de la citada ley.

Conscientes de que el común de la sociedad y especialmente los conductores desconocen el contenido de esta ley y habiendo sufrido uno de los participantes un aparatoso accidente en Soria el pasado año, decidieron organizar un tour recorriendo 18 países europeos pasando en su itinerario por el extremo septentrional del continente en Cabo Norte (Noruega) y el extremo sur en Tarifa para finalizar en la costera localidad de Faro, en el Algarve portugués, meta de especial significado para los participantes por su fama de convivencia y unión entre los amantes de las dos ruedas el día 23 de julio, justo un mes después de iniciar el periplo europeo, aunque poco antes se habían descolgado dos de los tres participantes (Carlos y Antonio), debido a cuestiones personales, cayendo en Alejandro la responsabilidad de cumplir con el objetivo marcado.

"

Un error de la organización nos dejó fuera del reconocimiento en la categoría de asistencia desde el punto más lejano”, afirma Alejandro, que continúa diciendo que “le fue otorgado a un participante ruso en ausencia”. Tras el desconcierto inicial y ante la incredulidad manifestada por Alejandro, que aportó pruebas sobradas de su gesta ante la organización, se pasó a la lógica decepción por un final de ruta que, “aunque cumplió sobradamente con el objetivo perseguido, quedó deslucido a consecuencia de la falta de coordinación y organización deseable en un evento de tal magnitud y que deja en entredicho la eficacia de los organizadores”, afirma.

No obstante, la Fundación Avata, promotora del raid en la que ha participado su presidente Alejandro Rancho, ha manifestado su firme intención de seguir haciendo todo el ruido mediático necesario para “promover un cambio de ley injusto y que nos afecta a todos”.

http://fundacionavata.org


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae