Las averías de coche más frecuentes, según Tecmio

Las averías de los vehículos a motor están a la orden del día, siendo la más frecuentes, según Repuestos Tecmio: la sustitución del kit de embrague, seguida por el cambio del kit de distribución y el volante de motor o volante de inercia. Estas reparaciones, además de ser las más frecuentes, son las más costosas, resultando fundamental disponer de las piezas de recambio adecuadas.

Tecmio, profesionales del motor, recomiendan encarecidamente mantener el vehículo en excelente estado, como base fundamental de una correcta conducción y garante de la seguridad vial: “al primer indicio de fallo es vital acudir a un profesional y, en caso de ser necesario, cambiar la parte del coche defectuosa lo antes posible”, afirman desde Tecmio, “un buen repuesto de carro, colocado a tiempo puede salvarte la vida en la carretera”. Tecmio cuenta con una red de envío y distribución global que abarca diversos países, trabajando con las principales marcas de repuestos importados.

Además de las averías anteriormente mencionadas, los conductores también pueden sufrir con suma frecuencia averías en la correa de distribución y fallos relacionados con las pastillas de freno, lo que requiere de una intervención y cambio inmediato. Si bien el cambio de pastillas de freno es una reparación relativamente sencilla, que suele rondar los 150 dólares de precio, reemplazar la correa de distribución es más complicado y por ende; más costoso, al tratarse de una parte muy delicada en la estructura del vehículo y arreglarla suele llevar tiempo y mano de obra.

Por ello, las empresas de recambios automovilísticos recomiendan mantener el vehículo en orden y obtener los repuestos que sean necesarios para asegurar un rendimiento óptimo. Tecmio recomienda los repuestos Ford, que “garantizan un funcionamiento y seguridad como si el coche fuera nuevo”, así como los repuestos BMW y Mazda. También hacen hincapié en acudir siempre a centros y compañías oficiales que trabajen con autopartes autorizadas y de primera clase, ya que existen talleres ilegales que se dedican a comercializar piezas de segunda mano e imitaciones de baja calidad.

En España, para adaptarse a las normativas de tráfico europeas, una ley aprobada el 22 de enero del pasado año 2018 prohibía la compraventa de repuestos automovilísticos entre particulares para evitar la distribución en el mercado de posibles piezas usadas. El objetivo de la ley era acabar con la comercialización ilegal de repuestos de coche por parte de talleres o particulares no autorizados que, en muchas ocasiones, ponían a la venta mercancía defectuosa, poniendo en riesgo la seguridad vial.

“Es esencial saber qué estamos comprando y a quién cuando se trata de repuestos para carros” aconsejan desde Tecmio, “en una reparación, las piezas de recambio han de ser de buena calidad para ajustarse al modelo y los requerimientos del vehículo de forma eficaz. Un mal repuesto podría acarrear una avería mayor en el futuro o incluso la inhabilitación completa del automóvil. Por eso, nos aseguramos de trabajar con marcas y fabricantes reconocidos para distribuir repuestos importados de calidad.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae