Importancia de la correa de distribución en automoción, informa Mectrol

La Correa dentada (timing belt) es uno de los componentes de la mecánica del vehículo, un elemento de consistencia dura y muy resistente que necesita un correcto mantenimiento para evitar su degastación prematura. Generalmente es una correa de goma que enlaza un generador de movimiento con un receptor de la misma por medio de poleas o piñones.

La correa de distribución es la responsable del correcto funcionamiento de pistones, árbol de velas, piñones o válvulas, entre otros, al coordinar el funcionamiento del motor (imprescindible para que se produzca la transmisión de energía mecánica)

Composición y materiales

  • Caucho, ofreciendo elasticidad y alta resistencia
  • Metálicas, conocidas como cadenas de distribución
  • Nylon o goma

Mantenimiento
Cada 80.000 Km realizada una revisión genérica al vehículo. Sin pasar por alto la revisión rutinaria de una vez al año, independientemente del kilometraje. Evitarás sustos y asegurarás un correcto funcionamiento del vehículo.

Cambiar la correa de distribución dentada cada cinco años, independientemente si se ha llegado o no al kilometraje recomendado para revisión. Las correas no solamente se desgastan por el uso, el paso del tiempo y los cambios de temperatura son factores que también afectan el estado y degradación del componente.

Cualquier ruido extraño siempre es señal de que algo no funciona adecuadamente y se debe, por consiguiente, buscar solución y ayuda inmediata. Momento de ir al mecánico de confianza

A tener en cuenta
Tensión de la correa:
es importante la tensión correcta, un desequilibirio en los tensores puede ser la causa del ruido rítmico que genera el vehículo.

En coches modenos se están produciendo casos en los que la bomba de agua es arrastrada también por la correa de distribución. Por lo que mucha precaución. Solicita en estos casos que se cambie la bomba de agua en cada cambio de correa dentada que se realice en el vehículo.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae