Elon, empresa líder en fotovoltaicas, apuesta por los coches eléctricos

La empresa vasca Elon Energías Renovales apuesta por los coches eléctricos con una nueva una gama de cargadores de coches eléctricos para el hogar. El negocio líder en fotovoltaicas refuerza el uso de energías renovables con productos de alta calidad monitorizados.

La energía eléctrica renovable está en auge en España según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), que publicaron que el pasado mes de mayo de 2022 se vendieron un total de 2.241 coches eléctricos solo en España.

La tendencia al alza de este tipo de vehículos se ha visto reforzada por las diferentes ayudas e incentivos ofrecidos por el Gobierno de España a través de los planes MOVES. Esta contribución dotaría al conductor de una subvención de hasta 4.500 euros, pudiendo ascender a los 7.000 euros en caso de entregar un coche para achatarrar.

La prohibición de la venta de vehículos de combustión a partir del año 2035 del Parlamento Europeo, ha reforzado la propuesta de negocio de Elon de apostar por la energía limpia y renovable, sacando al mercado tres modelos de cargadores de coches eléctricos.

El nicho elegido por la empresa de instalaciones fotovoltaicas ha sido los cargadores de coches eléctricos para el hogar: Trydan para viviendas unifamiliares, POLE e-Charger para espacios comunitarios y Ev Portable para llevarlo de forma portátil a cualquier lugar.

La monitorización de los tres dispositivos permite programar el tiempo de carga del coche eléctrico, activar y desactivar la carga y consultar datos de coste, potencia y energía. Con esta mejora tecnológica, Elon pretende que los clientes que opten por los cargadores de coches eléctricos que puedan reducir el coste de sus facturas utilizando las horas valle.

Las preocupantes cifras de emisiones del pasado año 2021 señalan que la huella de CO2 per cápita fue de 4,79 toneladas, siendo uno de los principales factores de contaminación la movilidad. Elon tiene altas expectativas para el año 2023 respecto a las energías verdes y espera una reducción de gases contaminantes a la atmósfera, basándose en la demanda de instalaciones realizadas a lo largo del 2022.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae