Bridgestone anuncia el desarrollo del Concepto de Neumático “Non-Pneumatic” (Sin aire)

 

La Declaración de la Misión Medioambiental de Bridgestone recoge el objetivo del Grupo de contribuir a hacer una sociedad más sostenible, poniendo particular énfasis en tres áreas-la conservación ecológica y de los recursos y las reducciones de las emisiones de dióxido de carbono-. Para desarrollar esta misión, Bridgestone está trabajando  en varios proyectos, como es el caso del neumático “non-pneumatic” que, fundamentalmente, contribuirá a un medio ambiente más saludable, tanto para las generaciones actuales como para las futuras.

Los neumáticos “non-pneumatic” tienen un impacto menor en el medio ambiente que los neumáticos convencionales actuales, pero hasta ahora, era poco viable producir este concepto de neumático para el mercado de masas, Bridgestone ha desarrollado esta tecnología con el objetivo de hacer viable su implantación.

Características especiales de la tecnología del neumático “non-pneumatic” (sin aire)

Este tipo de neumáticos disponen de una única estructura de radios extendidos a lo largo de la parte interior de los neumáticos que soportan el peso del vehículo, por lo que no es necesario rellenar los neumáticos con aire, lo que significa que necesitan menor mantenimiento y desaparece la preocupación por los pinchazos, además, la estructura de radios dentro del neumático está hecha con resina termoplástica reutilizable*, que junto con el caucho de la banda de rodadura, hace que los materiales utilizados en la fabricación de los neumáticos sean cien por cien reciclables. Como resultado, los neumáticos establecen un nuevo modelo en términos de ecología, seguridad y confort.

Bridgestone está llevando a cabo este desarrollo tecnológico con el objetivo de conseguir un proceso “del inicio al inicio” que maximice proactivamente el uso cíclico de los recursos desde los neumáticos usados a los neumáticos nuevos y el uso de los recursos reciclables.

El neumático “non-pneumatic” ha sido expuesto en el stand de Bridgestone en el 42º Salón del Automóvil de Tokio 2011.

 

* La resina sintética que se hace flexible cuando se calienta, puede ser procesada en múltiples formas, y endurecerse cuando se enfría. Los cambios desde el calentamiento al enfriamiento, generalmente, se pueden repetir, haciendo más fácil tanto moldear como reciclar el material.


Artículo publicado en Bridgestone


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae